"> ¿Qué es La Memoria? 🧠 Psicología Tipos y Definición

¿Qué es la memoria? Psicología, Tipos y Definición

la memoria

La memoria es uno de los prodigios más admirables, misteriosos e importantes de la naturaleza humana. Sin ella, nada cuanto existe en la actualidad, que sea humano, sería posible. Aquí hablaremos de la memoria en términos de psicología, sus tipos, cómo funciona y cuáles son sus procesos.

Si hay algo en lo que depende nuestra propia supervivencia es en la memoria. Incluso la civilización, los avances tecnológicos, el conocimiento y la forma de comportarnos de un modo u otro, dependen de la capacidad que tiene el ser humano de recordar el pasado para su propio beneficio. Sin este fenómeno, lo que somos actualmente, no hubiera sido posible.

En este artículo explicaremos de un modo general qué es la memoria, cuáles son los tipos de memoria que existen, además de los procesos que operan en ella y sus características principales. Una vez que termines este artículo, seguro te darás cuenta de lo importante que es el recuerdo o el olvido, y todo lo que ocurre en tu cerebro para que la vida humana sea posible.

Si bien la psicología ha intentado explicar desde hace un siglo lo que es la memoria, en las últimas décadas otras disciplinas científicas como la medicina, la anatomía y hasta la física, se han sumado para concretar una definición más precisa de la memoria.

Al final, entendemos por memoria la capacidad que tiene el cerebro humano para almacenar información de todo tipo, para luego recuperarla y ponerla al servicio de los intereses o necesidades del individuo en sí mismo.

Pero si lo que queremos es una definición más precisa, diríamos que la memoria es un proceso bioquímico, incluso eléctrico, entre la conexión sináptica que se produce entre las neuronas de un cerebro sano, para guardar información relevante o no del pasado inmediato o remoto.

¿Cómo funciona la memoria?

Este sistema de conexiones que generan redes neuronales en el cerebro, funciona en base a los siguientes procesos: codificación de los recuerdos, almacenamiento de la información y recuperación de datos. Aquí los desglosamos de una forma más detallada:

  • Codificación: aquí el cerebro recibe los estímulos a través de los sentidos y los codifica en información acústica, visual o táctil, pero también los codifica de acuerdo al significado y el contexto que sea relevante para el individuo. Cada persona tiene una manera única de codificar la información. El recuerdo de una fotografía, por ejemplo, nunca será lo mismo para un fotógrafo que para una persona común y corriente.
  • Almacenamiento: al codificarse la información, el cerebro activa la etapa de almacenamiento. Esta capacidad de archivar información es limitada: los recuerdos pueden mantenerse en el almacén de la memoria a corto plazo (se olvidan rápidamente) o a largo plazo (nos duran toda la vida).
  • Recuperación: una vez almacenada la información, podemos recuperarla de la memoria cuando necesitemos recordar un suceso, conocimiento o experiencia en el futuro. Este proceso le da a la memoria una cualidad consciente, voluntaria y deliberada al individuo que recuerda.

tipos de memoria

Tipos de memoria y psicología de sus definiciones

Existen básicamente tres tipos de memoria:

La memoria sensorial o AIS es la encargada de almacenar en un periodo de tiempo excesivamente breve el tipo de información que recibimos del ambiente a través de los sentidos. De este tipo se desprenden otras dos categorías: la memoria ecoica relativa a los estímulos que percibe el oído, y la memoria icónica, relativa a la información visual que perciben nuestros ojos.

La memoria a corto plazo es aquella que nos permite retener información limitada una cantidad específica de elementos y durante un tiempo determinado. Los recuerdos que están en el almacén de la memoria a corto plazo duran entre 20 y 30 segundos, y se limitan a recordar entre 7 y 9 elementos de un número, por ejemplo, o las palabras de una frase relativamente larga.

La memoria a largo plazo es la capacidad que tenemos para recordar eventos del pasado de manera permanente y podríamos clasificarla en los siguientes subtipos:

  • Memoria declarativa: organiza el pasado por nombres, fechas, lugares, cronologías.
  • Memoria operativa: nos recuerda cómo realizamos nuestras acciones y habilidades motoras como conducir un coche, cepillarnos los dientes, etc.
  • Memoria episódica: almacena información vivencial y nuestras experiencias.
  • Memoria semántica: almacena el conocimiento, usos y formas del lenguaje, números, conceptos.
  • Memoria implícita: sirve para almacenar información en el inconsciente y utilizarla sin que nos demos cuenta. Comer o beber, por ejemplo.
  • Memoria explícita: guarda información sobre aprendizajes, procedimientos y hábitos que sí son conscientes.

La memoria en psicología y otras ciencias complementarias continúa siendo objeto de estudio permanente.

Artículos recomendados:
📕 Cómo hacer un mapa mental
📕 Qué es un cuadro sinóptico y cómo me beneficia
📕 Test de memoria y ejercicios para aumentarla
📕 Qué es la memoria episódica

Sin duda, conocer al menos sus conceptos más básicos, nos permite tomar una mayor conciencia de su utilidad y beneficios. Como todo componente humano, podemos ejercitarla, cuidarla y hasta optimizarla. Esto siempre es esencial para mejorar la compresión de nosotros mismos y del mundo en general.

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *